¿Por qué las casas inteligentes son el presente y ya no el futuro?

Vivimos en un mundo donde la tecnología forma cada vez una parte más importante de nuestras vidas. Esta nueva realidad se ha instalado desde comienzos de este siglo XXI, y nuestros hogares no son una excepción a esa regla.

Hasta no hace tanto ver hogares que integraran la tecnología hasta un nivel que las vuelva casas inteligentes, era algo reservado para gente “excéntrica” y con una billetera bastante abultada. Era necesaria una inversión sustancial para poder alcanzar una vivienda de esas características. Pero si algo bueno tiene este avance brutal de las tecnologías, es la reducción de los costos, y por lo tanto el acceso de nuevas tecnologías cada vez a más gente.

La domótica y las casas inteligentes.

La domótica es el conjunto de técnicas utilizadas para lograr la automatización de una casa, y que la misma se vuelva más eficiente y cómoda para sus habitantes. Tanto la automatización de los procesos, como el aumento del confort de los habitantes son el corazón de la domótica, y por lo tanto su objetivo principal.

Veremos entonces que la domótica buscará entre otras cosas la reducción de costos de un hogar por la vía de un aumento de la eficiencia de ciertas tareas que se realizan normalmente en una casa. El lector se preguntará y ¿dónde está la diferencia? La respuesta es bastante sencilla, la automatización.

En el día a día hay muchas tareas que se realizan en una casa de forma manual, y al no estar automatizadas ni optimizadas se traducen en un mayor consumo eléctrico. Por poner un ejemplo sencillo, ¿alguna vez se ha puesto a pensar cuánto gasta en calentar el agua para baño y otras actividades simplemente por tener el termostato prendido todo el día, y no únicamente cuando se utiliza?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.