Date un capricho por 20.000 euros

Con 20.000 euros podemos elegir entre una enorme variedad de modelos a la venta en el mercado. Desde pequeños utilitarios muy potentes, compactos bastante bien equipados, berlinas con motorizaciones básicas, algún que otro monovolumen o SUV e incluso cupés o descapotables.

Algunas veces sí tenemos muy claro el coche que necesitamos o queremos, ya sea por motivos familiares, de ahorro de combustible, etc.

Otras no tenemos ninguna limitación salvo el presupuesto.

Y ahí es donde entran estos coches: modelos que podríamos considerar de capricho por ser poco prácticos o porque por lo que cuestan podemos comprar alternativas equivalentes mucho más potentes o equipadas.

BMW 116d Essential Edition (19.990 €)

Que un BMW 116d sea un coche de capricho es básicamente por su precio. No es que sea un modelo poco práctico o poco visto, pero por 20.000 euros hay compactos generalistas más potentes, más equipados y más amplios.

¿Merece entonces la pena un 116d? Si no somos unos “quemados” de las cifras de prestaciones ni muy sibaritas con el equipamiento, el 116d Essential Edition trae lo mínimo imprescindible en cuanto a equipo.

Sin lujos, eso sí, pero cuenta con climatizador bizona, llantas de aleación, volante multifunción, Bluetooth, sensor de lluvia y luces o acceso sin llave.

En cuanto a potencia, sus 116 CV serán suficientes para la gran mayoría. Alcanza los 195 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos, que no está nada mal.

Además, en la variante Efficient Dynamics es uno de los compactos más frugales, con una media de consumo de 3,8 l/100 km.

En definitiva, si no buscamos mucha potencia ni espacio, pero sí un compacto Premium y, sobre todo, un tracción trasera, el 116d nos parece de lo más interesante.

Volkswagen Beetle 1.2 TSI (20.170 €)

El Beetle puede pasar por una clara alternativa a un Golf 3 puertas, pues la diferencia de precio entre ambos no es desorbitada ya que, dependiendo de la versión, está por debajo de los 2.000 euros.

Podría parecer mucha, pero a cambio nos llevamos un coche bastante más exclusivo y original. Es cierto que salvo eso, un Beetle no aporta ninguna ventaja frente a un Golf, todo lo contrario: peor habitabilidad y maletero, algo peor acabado, prestaciones inferiores… ¿Entonces? Pues ya que estamos hablando de caprichos, quien ponga el ojo en un Beetle deberá pasar por alto todas estas cosas.

Todo ello no quiere decir que el Beetle sea un mal coche, en absoluto. Con el 1.2 TSI anda lo suficiente, no gasta mucho (5,9 l/100 km), ofrece unas plazas delanteras amplias y un maletero de 310 litros suficientes para el equipaje de una pareja.

Mazda MX-5 Style RC (21.980 €)

Descapotable y biplaza, quizá el mejor ejemplo de lo que es un coche de capricho, pero también es verdad que este margen de precios no hay nada parecido al Mazda (quizá un MINI roadster, algo más costoso).

Maletero muy pequeño y habitáculo más bien justito, pero a cambio muchas sensaciones ya sea como descapotable o como deportivo. Cierto que sus 126 CV no parecen muchos, pero debido a la ligereza del conjunto, las prestaciones son más que suficientes para movernos a buen ritmo por carreteras de montaña, por ejemplo.

Además no consume mucho (7,1 l/100 km) y está decentemente equipado, con Bluetooth, climatizador, control de crucero o techo eléctrico de serie.

Abarth 595 (19.350 €)

Si nos gustan las sensaciones deportivas el Abarth 595 es una de las mejores opciones en este rango de precios. Sus 160 CV no parecen espectaculares, pero es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos.

El comportamiento es su otra gran virtud, con todo puesto a punto para hacernos disfrutar al volante.

Ligereza y unas suspensiones muy revisadas prometen unas reacciones muy vivas y ágiles, pero con una sensación de seguridad que no intuiríamos tras juzgar su pequeño tamaño.

Su corta longitud es ideal para movernos también por ciudad mientras escuchamos el rabioso sonido de su motor a través de escapes que opcionalmente pueden ser modificados.

Cuatro plazas y 185 litros de maletero, así como un equipamiento de buen nivel proporcionan cierta practicidad y confort.

Hyundai Veloster 1.6 GDI (19.739 €)

El Veloster es un coche original se mire por donde se mire.

Por un lado su diseño captará las miradas, pero sobre todo, su peculiar configuración de puertas. La tercera puerta lateral le da un plus de practicidad a este cupé de 4,22 metros de longitud y 320 litros de maletero. De moverle se encarga un motor de gasolina de inyección directa con o sin turbo.

Este último, con 140 CV, entraría en el presupuesto sólo si nos acogemos al PIVE y financiamos con la marca.

La única “pega” es que sólo se combina con un cambio automático de seis velocidades, ideal si hacemos mucha ciudad, pero que de alguna manera resta las aspiraciones deportivas que su silueta pudiera sugerir.MINI Countryman One (20.700 €)La version básica del Countryman supera ligeramente nuestro presupuesto, y de ahí que se pueda considerar un coche de capricho, pues por ese precio existen SUV mucho más potentes y, sobre todo, equipados.

Y es que en esta versión no lleva de serie elementos como el ordenador de a bordo, volante de cuero o ni siquiera tapacubos. Su motor de 98 CV limitará su uso a la ciudad o el extrarradio, y si decidimos sacarlo a carretera aprovechando su espacio o capacidad de carga deberemos tomarnos las cosas con mucha calma.

Es una versión destinada principalmente a flotas, pero si nos gusta el Countryman y queremos uno a toda costa deberemos sopesar todo lo que nos perdemos frente a un modelo generalista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *